Infertilidad

Los tratamientos de infertilidad son muy intensos a nivel emocional porque el proceso no comienza con el tratamiento en sí, empieza mucho antes, con todos esos meses en los que la ilusión no ha terminado en el ansiado embarazo.

Vuestra unión como pareja es fundamental pero a veces, cuando les proceso se alarga o se complica, no es suficiente.

Los tratamientos de infertilidad son una continua montaña rusa emocional por la cantidad de estudios, pruebas, la hormonación, el estrés de ir superando cada fase, los fracasos, el tener que repetir de nuevo todo el proceso o el tener que recurrir a ovodonación o donación de semen, entre otras muchas cosas.

Por eso siempre recomendamos que estéis acompañados por profesionales que os ayuden a llevarlo lo mejor posible.

Couple in a doctor's office

En Fides podemos ayudarte si...

Sufres infertilidad: acompañamiento y tratamiento

Quieres reforzar tu pareja durante esta complicada situación

Nunca pensaste en la idea de adoptar

Sientes que necesitas prepararte para una vida sin hijos

Quieres aceptar la ovodonación, espermiodonación o embriones

Estáis teniendo problemas de pareja durante el tratamiento de infertilidad

Esto es todo lo que trabajamos en nuestros talleres y programas de maternidad y paternidad​

01

Acompañamiento tratamientos de infertilidad

02

Reforzar la pareja durante la infertilidad

03

Ayudar en el proceso de adopción

04

Aceptar la ovodonación o espermiodonación o embriones

05

Tratar problemas de pareja durante la infertilidad

06

Aceptar una vida sin hijos

Treatment plan. Young man and woman reading doctor's prescriptions for infertility cure at clinic
Sufro dolor en la zona pelvi-perineal
Close Up Of Unhappy Woman Wearing Pyjamas In Bedroom Holding Pregnancy Test
Happy young couple looking pregnancy test sitting over bed

Algunas preguntas frecuentes que nos hacéis

Todo proceso de infertilidad es muy duro. Lleváis ya muchas reglas en las que te imaginabas ya embarazada. Cada tratamiento, cada pinchazo, cada análisis y sus resultados y la regla van sumando para que te sientas así. Creemos firmemente que todas las parejas en un proceso de tratamiento para conseguir un embarazo lo deberían hacer acompañados porqué son muy duros, te hablo por experiencia propia.

En Fides os acompañamos escuchando vuestras dificultades y necesidades particulares para darte la respuesta más específica en cada caso. Tenemos material en modo vídeo que os puede ayudar muchísimo a manejar las vivencias, los temores, etc. Y podemos hacer sesiones personalizadas individuales o para la pareja porque muy a menudo la vivencia de los dos puede ser muy diferente.

Efectivamente la experiencia de la infertilidad es muy complicada para la pareja, pero porque lo es de base para cada miembro de ésta primero. ¿Qué significa para mi que no puedo dejar embarazada a mi mujer o que mi cuerpo es incapaz de que se aniden los embriones? Muchas veces es una amenaza de mi significado más profundo. A veces somos personas que en la vida hemos conseguido todo lo que nos hemos propuesto y este tema se nos resiste. Cuando yo estoy mal conmigo es más complicado estar bien con el otro. Por lo tanto esto es algo que tenemos que trabajar con cada uno por separado. En segundo lugar, hemos de ver qué dinámicas se están poniendo en juego. Cómo lo afronta cada uno, qué soluciones daría y si están o no en consonancia con el otro. El sexo es algo también que se afecta muchísimo pues muy a menudo pierde expontaneidad. La comunicación también suele estar afectada y la pareja se encierra y disminuye las relaciones pues suele ser época en que hablar de embarazo es muy común y por ende doloroso. Así rehuyen el ser preguntados. El trabajo es sumamente gratificante pues consigue reconectar a la pareja en este período y para la paternidad.



En primer lugar… tienes tanta razón. Se pregunta con demasiada ligereza por si vamos a tener hijos o no. Porque nos está siendo difícil o porque no se quieren tener, la pregunta es muy incómoda y se debe aprender a no hacer. Los sentimientos que estás explicando son tan frecuentes. Creo entender que no habéis contado mucho en la situación en la que estáis. Por esto podéis encontraros que hay personas que expresan su alegría a bombo y platillo. Ayuda mucho el explicarlo a los más íntimos, personas que van a manejar adecuada y respetuosamente. Eso suele disminuir la sensación de soledad tan frecuente en esos casos. Y en concreto con estas personas puedes pedirles tener ratitos a solas si es posible. Y en relación con sus hijos o embarazos, sirve mucho centrarte en cuanto la quieres y en la alegría de su estado. Si tienen un bebé disfruta del olor, del tacto, incluso de cambiarlo de ropa o pasearlo como una experiencia bella en sí misma.

Por supuesto que tus pensamientos pueden irse a lo negativo, a que ella sí lo ha conseguido y tu no. Cuando te pase, hazte consciente de ellos. Y envíate un “sí esto duele mucho” (respira lentamente en la zona donde sientas el dolor) y luego añade “Esto es bonito y puedo disfrutarlo. Un día seré yo la protagonista”. Muchas mujeres lo consiguen. Otras durante esta difícil época prefieren reducir el círculo. Sea lo que puedas hacer, trata de incluir en tu vida relaciones y actividades que te hagan sentir que tu vida tiene cosas interesantes y que te hacen sonreir. 

Lo has debido pasar muy mal cada vez que te venía la regla. Realmente nos ilusionamos con cada periodo. Sentimos todo tipo de sensaciones que nos corroboran que esta vez sí.  Vamos con pánico al baño a mirar las braguitas y nos limpiamos con miedo a que la mala noticia no vuelva a estar presente. Son tantos minutos, horas, días, meses incluso años pasándolo mal, que tu cerebro puede protegerte de este dolor con un sentimiento así. Si ya no estoy esperanzada de quedarme, ya no viviré la tristeza del negativo. Hay mucha gente que hace esta estrategia mental consciente o inconscientemente que finalmente se han quedado embarazados. Nada es seguro pero las clínicas de fertilidad existen porque tienen éxito. Mis hijas están aquí gracias a esto y recuerdo sentir miedo de no conseguirlo. Poner a un experto a tu lado para hacer más fácil este recorrido, debería ser algo obligatorio para toda pareja que necesita transitar esta dura experiencia. Por ti y por tu pareja pero también porque luego cuando consigas el embarazo, es más fácil que tengas niveles extra de estrés o ansiedad ante la posibilidad de que algo vaya mal. El parto también te aconsejo que lo prepares mucho por lo mismo. Para esto estudiamos tanto. Para hacer mucho más fácil el camino



Pues hay muchísimos y la mejor respuesta es siempre la más adaptada a ti y a tu caso según lo que necesites. Pero en rasgos generales es interesante empezar por la base: deporte, comida sana y buen descanso. Después de esto practicar meditación a diario y respiraciones lentas a lo largo del día. Es importante que no centres tu vida en esto. Aunque es complicado porqué invade mucho el pensamiento y las sensaciones corporales asegúrate de hacer cada día cosas que te ilusionen y te gusten, tanto a solas como en pareja. Mima las relaciones sexuales en los días fértiles pero por igual o incluso más las que están fuera de “esos días” para reconectaros y sentir que hacéis el amor por disfrutarlo y no sólo por concebir. La comunicación entre la pareja es muy importante, escucha activa y empática. Se puede enseñar a positivizar los pensamientos. Y se puede complementar con un trabajo de  neuroprocesamiento (MODELO EMDR Y BRAINSPOTTING) para trabajar si se han dado pérdidas perinatales previas, o si se existen traumas sexuales o transgeneracionales etc.  



Puedes reservar una llamada gratuita de descubrimiento con una de nosotras

Haz clic en el botón y mira las horas disponibles